El auxiliador del medio ambiente tiene nombre y apellido

DE LA ENSEÑANZA A LA ACCIÓN

El auxiliador del medio ambiente tiene nombre y apellido

Eduardo Pedro Fracassi, ingeniero y profesor en el ITBA, está convencido de que al planeta Tierra le quedan 25 años de habitabilidad. Siente que tiene una misión por cumplir al respecto. 

Por: Antonella Schiavello.

 

En el año 2012, el ingeniero Eduardo Pedro Fracassi asistió a una conferencia sobre dinámica de sistemas para la comunidad latinoamericana organizada por el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y la Universidad de Buenos Aires (UBA). Luego de los tres días que duró el evento, él no volvió a ser el mismo: su voluntad de acción había cambiado. En una de las charlas, un profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) había sentenciado que al planeta Tierra le quedaban solo 25 años de habitabilidad, en caso de que el hombre continúe contaminando la atmósfera con dióxido de carbono. “Estaba shockeado y lo que me llamó la atención es que a la gente le entraba por un oído y le salía por el otro esta información”, recordó el ingeniero. Él, a diferencia de sus colegas, sabía que había que hacer algo al respecto. Debía empezar por intervenir el sistema de valores de la población y hacerla consciente de la amenaza real que representa la contaminación al planeta.

 

Eduardo-1
“La gente es consciente del problema climático y sin embargo no hay acción al respecto”, dice Eduardo Fracassi. Crédito: Eduardo Fracassi.

 

 

Por eso, hace cuatro años, comenzó con talleres de concientización con la ayuda de becarios del Instituto Tecnológico de Buenos Aires, donde es profesor de Ingeniería Industrial, su especialidad. El objetivo estaba claro: enseñar sobre la problemática del medio ambiente y alentar a los participantes a que hagan algo con eso que ahora saben. El profesor Fracassi considera que la información es responsabilidad. Con su liderazgo innato y su capacidad de persuasión, características que se auto atribuye, pensó que podría generar un cambio a partir de estos talleres. “Yo por persuasión influyo”, dice convencido el ingeniero.

 

IMG_6983-para-entrevista-optimizada
En los talleres participan expertos y académicos sobre el medio ambiente.
Crédito: Eduardo Fracassi.

 

Sus alumnos también reconocen estos rasgos en Eduardo Fracassi. Aylín Vázquez Chenlo, alumna del Instituto Tecnológico de Buenos Aires, describe al profesor como una persona muy emprendedora, de gran inteligencia y, por sobre todo, muy motivadora con sus pares y alumnos. “Como ingeniero nos brinda su conocimiento práctico, pero a la vez también tiene una inteligencia nata sobre el trabajo en equipo: es líder y motivador”, destaca Aylín. Esta alumna conoce de cerca al ingeniero Fracassi ya que fue parte del equipo “Kiri” que él lideró en una competencia internacional que organiza el MIT, donde presentaron un proyecto ganador: programar desde fábrica a los aires acondicionados en 25 grados. Con esta acción se podrían ahorrar 29.500 millones de dólares al año en consumo energético.

Eduardo Fracassi no dudó ni un momento en participar de la competencia del MIT. Como líder de sensibilización en el ITBA, con sus conocimientos y con un grupo de jóvenes estudiantes dispuestos a trabajar en el proyecto que tenían, se tenía plena confianza. “Yo tenía fe y quería participar, aunque me lo bocharan”, afirmó el ingeniero. Incluso luego de haber consultado con otros profesores quienes le dijeron que la idea no tenía utilidad, el profesor quiso llevar a cabo el proyecto. Su actitud motivadora y emprendedora le valió el triunfo, así como también su capacidad persuasiva ya que Aylín, luego de escuchar la opinión de otros profesores sobre el proyecto, puso en duda su continuidad como participante en el proyecto.  “Yo esto lo termino”, le declaró Eduardo a su alumna.

 

 

Su liderazgo quedó confirmado. Su misión y su visión sobre qué hacer, luego de haber escuchado un terrible pronóstico sobre la habitabilidad de la Tierra en a la conferencia, estaban cristalizadas.  A Eduardo Fracassi no le falta motor para mantenerlo en pie porque cuenta con el mayor motivador que se pueda tener: la pasión por el conocimiento y la responsabilidad asumida de hacer algo. Asistió a una conferencia y a pesar que los más reconocidos intelectuales en el campo de la contaminación y sus colegas del ITBA no hayan sentido la misma responsabilidad de acción frente a lo que escucharon sobre el futuro de la Tierra, él siguió su pasión. Logró contagiar las ganas de accionar. “Para mí ser un líder implica tener una misión y una visión, pero principalmente que esto sea acorde a lo que uno siente”, reflexiona el ingeniero. A pesar de describirse como un “profesor de medio tiempo con una oficina en la facultad”, otros, como Aylín por ejemplo, lo ven como “una pieza fundamental” para desarrollar proyectos en equipo.

 

Anuncios

Un comentario sobre “El auxiliador del medio ambiente tiene nombre y apellido

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: